Grúas para piscina

¿Qué es una grúa de piscina?

Las grúas de piscina son elevadores, generalmente hidráulicos o por batería, de manejo sencillo, que permite el acceso a la piscina a personas discapacitadas o con movilidad reducida con total seguridad y confianza. Es un sistema que facilita el trabajo del operador, evitando así situaciones difíciles y peligrosas y proporcionándole cierto grado de autonomía. 

El usuario se sienta en una silla cómoda y segura para acceder a la piscina, y es él mismo quien presiona un botón para controlar el asiento (subirlo o bajarlo). Estos elevadores son totalmente seguros porque disponen de un sistema de sujeción que viene incorporado en el sistema, por lo que no hay peligro de correr ningún riesgo.

Normalmente, las grúas de piscina están fabricadas en acero inoxidable y en algunas ocasiones recubiertas de otro material que evite la oxidación y el deterioro, quedando así protegidas del agua, ya sea dulce o salada.

Cómo instalar una grúa de piscina

La instalación de una grúa de piscina se realiza en función del tipo de suelo y las necesidades de la vivienda, hotel o piscina que se quiera adaptar. Aun así, todas las grúas tienen un sencillo sistema de extracción que permite retirarlas con facilidad para guardarlas durante el invierno o en cualquier época en la que no se le vaya a dar uso. 

Es importante tener en cuenta que la instalación debe colocarse en lugares poco transitados por bañistas pero accesibles a los usuarios con silla de ruedas. Además, esa zona de la piscina no debe tener una profundidad mayor de 130 metros para facilitar la asistencia de otra persona al usuario de la grúa en caso de que sea necesario.

Características grúa de piscina

  • Presenta una gran facilidad y rapidez para la entrada y salida del usuario en la piscina. 
  • Es adaptable a cualquier tipo de piscina.
  • Instalación sencilla y rápida que únicamente requiere prestar atención al tipo de suelo en el que se va a establecer la base de la grúa.
  • El acero inoxidable del que está fabricada la grúa dota a la misma de una gran durabilidad, aumentando también su resistencia a la corrosión.
  • La mayor parte de los modelos incorpora un botón rojo de emergencia por si el usuario corre algún tipo de peligro.
  • La capacidad de elevación tiene un máximo de 160 kg.

Tipos de grúas de piscina por características técnicas

  • Grúas y ascensores de piscina hidráulicos: consiste en una manguera que se conecta a un dispositivo el cual funciona mediante la presión del agua, por lo que es necesario tener una toma de agua cerca.
  • Grúas y ascensores de piscina que funcionan con batería: no necesitan una toma de agua cerca, únicamente cargar las baterías que se encuentran aisladas y son totalmente seguras.

Tipos de grúas de piscina por tipo de anclaje o fijación a la piscina

  • Grúas y elevadores de piscina fijos: van fijados al suelo, por lo que en este caso es importante tener en cuenta el material del suelo sobre el que se va a realizar la instalación. Se pueden desmontar con facilidad si no se van a utilizar.
  • Grúas y elevadores de piscina móviles o transportables: son los más prácticos en el caso de que existan varias piscinas. Se pueden trasladar fácilmente de un lado a otro, por lo que no habría problema en transportarlo de una piscina a otra si fuera necesario.

Precio grúa de piscina

Se trata de un producto que cada día está más en auge y con una mayor aceptación y demanda. El importe quedaría fijado a partir de 3.960 euros IVA incluido.